• “Ninguna diferencia podemos encontrar entre las palabras de Cucurull y cualquier otra apreciación por parte de algún dirigente del Frente Nacional Francés”, dice esta formación política en un comunicado

Podemos Ceuta ha tildado de “absolutamente escandalosas” las declaraciones del delegado del Gobierno, Nicolás Fernández Cucurull, sobre lo ocurrido la pasada semana en la valla. Además, ha dicho que es “un insulto al sentido común y a la inteligencia” y “una justificación soterrada de la vulneración de los valores y principios que constituyen el Derecho Internacional y la Declaración Universal de Derechos Humanos”.

Esta formación añade en un comunicado que “por desgracia, sus palabras son, no sólo aceptadas por un número considerable de nuestros vecinos, sino aplaudidas con énfasis, prueba palpable del gran calado que ha logrado el discurso atroz del ‘ellos contra nosotros”.

“Caras destrozadas, hospitalizaciones, hematomas, fracturas e incluso pérdidas de dedos. Estas son algunas de las consecuencias que, sin embargo, no impiden que nuestro delegado de Gobierno, don Nicolás Fernández Cucurull, afirme que el trato dispensado hacia los inmigrantes que la semana pasada trataron de cruzar la valla fue absolutamente correcto, siendo únicamente “puntual” algún que otro exceso por parte de los agentes marroquíes”, indica el comunicado.

Podemos indica que “diferentes asociaciones y ONGs insisten en denunciar la política fronteriza que se lleva a cabo en nuestro territorio. El informe anual de SOS Racismo pone de relieve el triste ejemplo que para el resto de una Europa cada vez más xenófoba y contraria a los ideales teóricos bajo los que fue construida constituyen hoy día las fronteras de Ceuta y Melilla. Nos situamos a la cabeza del fracaso escolar, de la población en riesgo de exclusión, del paro general y del desempleo juvenil. Sin embargo, somos ejemplares a la hora de aplicar la mano dura contra quienes se encuentran en una situación todavía peor que la nuestra”.

“Seguimos pensando que es posible una política fronteriza capaz de compatibilizar el orden con el respeto a la integridad física de las personas. Nos negamos a asumir que la violencia contra quienes no hacen otra cosa que buscar una vida digna sea catalogada de “ejemplar” o “correcta”. Es este tipo de comportamiento el que, hoy por hoy, está retratando a la Unión Europea, haciéndonos sentir vergüenza a quienes no renunciamos a la construcción de la Europa de los Pueblos. Que Europa asuma las ideas de eurófobos como Marine LePen es completamente descorazonador y nos da muestra de hasta qué punto nos encontramos en un retroceso injustificado e injustificable. Ninguna diferencia podemos encontrar entre las palabras de Cucurull y cualquier otra apreciación por parte de algún dirigente del Frente Nacional Francés. Y ese sí que es el populismo verdaderamente peligroso”, concluye.