El secretario del Comité de Empresa de Trace, Juan Antonio Gutiérrez, ha manifestado su disconformidad con lo anunciado por el consejero de Medio Ambiente, Emilio Carreira, de “incorporar a hacer las labores de limpieza pública viaria al plan de empleo juvenil”. “No queremos que se lleve a cabo este asunto, puesto que si tiene que limpiar alguien en la ciudad es Trace que para eso tiene un contrato adjudicado”, afirma.

Gutiérrez recordó la bolsa de 50 trabajadores del fin de semana que tienen un sueldo de 500 euros “para tirar para adelante con familias con hasta tres hijos y están esperando incorporarse a 35 horas más de doce años. Con esta fórmula no entrarían en la vida estos padres de familia”, critica el secretario del Comité.

Por otra parte, desde el Comité remarcan que la ciudadanía está pagando el servicio de limpieza pública por partida doble. Por una parte, se paga a Trace para este trabajo “y es la que lo tiene que hacer y que se dejen de corregir sus errores de esta forma, que hay muchísimas formas de corregir el pliego de condiciones que elaboraron, que lo reconozcan públicamente, es erróneo”.

Gutiérrez anuncia también la próxima convocatoria de una Asamblea de trabajadores donde se decidirá si adoptar medidas o no, pero adelanta que serán “muy drásticas y duras”. “No vamos a consentir que nadie invada nuestro trabajo. No tenemos nada en contra del plan de empleo. Al revés, pero creemos que hay muchísimos ámbitos y lugares para limpiar que no sean competencia nuestra, como cunetas, montes, vaguadas…”, concluyó