La cuestión de los fondos y la nada halagüeña situación económica es lo que está poniendo trabas a todos los proyectos que desde la Consejería de Asuntos Sociales se quieren poner en marcha. Entre ellos, el de la rehabilitación del fortín de Príncipe Alfonso, en el que se pretende  establecer un equipamiento apto para continuar con los talleres y cursos de integración y dinamización social de la zona. “Las obras de rehabilitación están presupuestadas en un millón de euros y estamos buscando financiación”, explica la consejera del área, Rabea Mohamed, asegurando que si no puediera finalmente llevarse a cabo, al menos se querrían aprovechar las instalaciones y acondicionar algún tipo de aula para trasladar hasta allí el proyecto ‘Renuévate’ porque incluso el ppolifuncional del Príncipe se queda pequeño ante tantas actividades.
El hecho, además, de que esté considerado como Bien de Interés Cultural, hace más necesaria “una puesta en valor del lugar para que lo disfruten los vecinos”, asegura Mohamed. Por otra parte, reconoce que “la difícil situación económica nos impide aprovechar otro tipo de fondos con los que contamos en otras ocasiones como los FEDER pero nosotros vamos a seguir buscando alternativas y dinero para poder hacer posible este proyecto, junto al del antiguo mercado para que sea un Centro de Día”.