El hombre detenido el pasado jueves tras acuchillar a su mujer, de la que se estaba separando, ingresó en la mañana de ayer en prisión por orden del juez. Tras permanecer casi 48 horas en los calabozos de la Policía Nacional, los agentes de este Cuerpo procedieron a su puesta a disposición judicial.

Ya ante el juez, el detenido M.A.A., de 30 años, se acogió a su derecho a no declarar por lo que ante las pruebas presentadas se ordenó su ingreso en la prisión de Los Rosales a donde fue trasladado desde el Palacio de Justicia.
De momento el caso se ha instruido como un asunto de violencia de género y según las investigaciones policiales habría existido una intención por agredir a la víctima ya que el detenido la había esperado en la ‘M-30’, con un arma blanca oculta, a sabiendas de que ésta llegaba a Ceuta procedente de Tenerife, en donde reside, para estar con su familia.
La víctima F.M.S., que ahora se encuentra protegida por su familia, tiene una niña de esta relación. En la detención del individuo, en la que intervino la UIR, se le decomisó un cuchillo con la que se había producido la doble agresión a la víctima, causándole lesiones en la espalda y en el costado, según el parte facilitado por el Ingesa el día del suceso.
El juez tomará declaración en breve a la víctima así como a los policías que intervinieron y a los posibles testigos que pueda haber, ya que antes de la agresión el detenido mantuvo una discusión con la víctima que fue presenciada por algunos transeúntes, alguno de los cuales llegó a intervenir.
Entre detenido y víctima no existían denuncias previas al menos por asuntos relacionados con violencia de género, tal y como ha confirmado la propia Policía. Ahora en prisión al detenido se le aplicará el protocolo vigente en asuntos relacionados con este tipo de delitos para evitar que se produzcan agresiones en el interior del centro penitenciario.
El último caso de violencia de género que se ha saldado con una agresión de este tipo se produjo a principios de año y dejó también a otra mujer herida con arma blanca a manos de su pareja.

 

La protesta social, ausente en este caso

En el plan de igualdad de oportunidades 2009/2011 promovido por la Ciudad se incluye entre sus objetivos el de condenar la violencia de género en todas sus formas, además de movilizar a todos los agentes sociales, implicando a toda la sociedad en su conjunto en la lucha contra este tipo de violencia. Cuatro días después de esta nueva agresión el mecanismo institucional ha mostrado una clara ausencia sin que se haya organizado un acto de protesta, con el peso político suficiente, para apoyar a la víctima tal y como, por escrito, se compromete la Ciudad.